El regreso, Luci Bom, unos cuantos guionistas y una pirámide boca abajo


Tres meses sin actualizar, qué barbaridad, ni de niña había disfrutado de unas vacaciones tan largas. Pero, amigos, todo lo bueno se acaba: MissBombones ha vuelto. Si os dijera que os tenía abandonados porque unos cuantos guionistas se han empeñado en que las pirámides están ahora sujetas por la punta y hay que darles la vuelta para que todo cobre sentido, no me creerías y, sin embargo, esa es la razón. Ellos son los primeros responsables, pero también algún que otro tropezón en los últimos tiempos, que ha hecho que mi vida se ponga, no boca abajo, como su pirámide, sino arriba y abajo y arriba y abajo y arriba otra vez y dé unas cuantas vueltas. Durante este periplo vital he llegado a la siguiente conclusión: las pirámides tienen la base ancha y son estrechas por la punta porque, si no, no se sostienen. Os aseguro que pasé una tarde entera intentando construir una pirámide boca abajo construyéndola con trufas, pero no pude pasar de la primera. En cuanto intentaba colocar tres trufas encima de una sola, aquello se desmoronaba. De manera que tuve que dar la razón a estos guionistas míos y construir mi pirámide de trufas como las pirámides de toda la vida. Podéis comprobarlo en la foto de arriba. 

Vuelvo, pues, con unas trufas y unas cuantas novedades. La primera es que a partir de ahora este blog tendrá menos frecuencia, así lo esperaréis con más ansia y lo disfrutaréis más cuando llegue. Vuelve, como siempre, nuestra Miss: la clásica, la de las estaciones, los productos de temporada y los dulces tradicionales; la de las grandes ocasiones y las viejas historias.

Pero, y aquí está la segunda novedad, estrenaremos secciones, dos, con un par.

Bombones de Licor

Una nueva sección, dedicada a la cocktelería. No todo va a ser comer en esta vida, un poquito habrá que beber también, digo yo. ¡Agarraos, que vienen curvas, y no son las mías!

 

Y, por fin, lo más esperado. Ya está aquí el gran estreno de la temporada: Señoras y señores, tengo el placer de anunciarles la incorporación de la gran Luci Bom (¡qué bien escribe esta chica!) y su nueva sección:

FINALES DE PELÍCULA

Una sección que, en palabras de su autora, “viene llena de celuloide y azúcar para enseñar la cara más golosa del cine”. Y es que, al final, parece que este blog está destinado a quedar a merced de los señores cineastas. 

AudreyHepburn bizcocho

Luci Bom comprobando que todo está en orden

Por si queréis intentar vosotros la pirámide de trufas, ahí os dejo la receta, cortesía de nuestro nuevo bombón. Si alguno o alguna consigue hacer que se sostenga con una sola trufa en la base, lo nombraré heredero universal de mi recetario secreto, incluido el Dulce de Germán, que no es moco de pavo. Eso sí, exijo prueba gráfica del hecho.

Trufas de chocolate de Luci Bom (en pirámide, o no, según se quiera)

IMG_0493

Ingredientes

300 gr. de chocolate para postres

1/2 bote pequeño de leche condensada

100 gr. de avellanas o almendras tostadas y molidas

1 chorrito de licor

cacao en polvo

 Elaboración

Fundimos el chocolate (Luci Bom lo ralla, pero yo soy más de coger atajos). Para unas trufas con un sabor más intenso lo fundiremos con una cucharadita de café. Si lo que queremos es que sean un poco más consistentes, lo fundimos con un poquito de mantequilla. Dejamos que se atempere un poco.

Mezclamos el chocolate fundido con la leche condensada. Ojo con pasarse de cantidad, no pongáis más leche de la que indica la receta o no podréis después hacer las bolitas, se quedará una masa demasiado blanda y pegajosa.

En este punto, podemos dar por terminada la receta o bien añadir las avellanas molidas, o un chorrito (pequeño) de licor (mistela, moscato o ron son los preferidos de Luci Bom, aunque el Cointreau o el whisky tampoco van nada mal) , o las dos cosas.

Metemos la mezcla en la nevera y dejamos reposar unas horas. Después, hacemos las bolitas, las rebozamos en cacao en polvo o en almendra picada y ya tenemos unas trufas para epatar al guionista más pintado.

Como nos ha sobrado medio bote de leche condensada y esta receta funciona igual de bien para unas trufas de chocolate blanco, podemos hacer que el pecado que estamos cometiendo sea definitivamente mortal. Si os decidís a pecar, tened en cuenta que el chocolate blanco funde a una temperatura más baja que el negro, a unos 30º, y también, que, al estar elaborado con manteca de cacao, la ganaché para las trufas blancas debe llevar mayor proporción de chocolate y menos leche condensada, para que coja la consistencia adecuada. Osea, que aunque nos empeñemos, no vamos a dejar vacío el bote de leche condensada, a no ser que nos dediquemos a rebañar con el dedo. Por lo demás, el proceso de elaboración es exactamente el mismo que para las trufas de chocolate negro. Y a las de chocolate blanco, la mistela les va de muerte.

Lamentablemente, cuando preparé esta receta estaba ya en pleno torbellino vital y ni medí proporciones, ni sé cuántas trufas me salieron con estas cantidades ni nada de nada. Tendréis que descubrirlo vosotros.

¡Ah! Una última novedad: ahora también podéis seguir a MissBombones en Pinterest.

chocolat1

¡Pinead, amigos, pinead!

Anuncios

3 pensamientos en “El regreso, Luci Bom, unos cuantos guionistas y una pirámide boca abajo

  1. ¡Pues me alegro de que se hayan acabado tus vacaciones! Entiendo que sea tarea absorbente experimentar con las leyes de la física entre interesantes guionistas, pero entiende tú que el resto también necesitamos tu consuelo y nuestra ración de lujuria… ¡Te echábamos de menos Miss! Bienvenida a tu delicioso blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s