Un “Kit Kat” antes del lío de las fallas


P1060592

 

Es curioso cómo muchas expresiones que damos por sentadas en nuestro lenguaje cotidiano vienen incorporadas  de la publicidad y, quienes compartimos esas claves, no necesitamos mayor aclaración para saber de qué estamos hablando. Es el caso de las  “Kit Kat”, unas barritas de barquillo cubiertas de chocolate con leche, invento inglés de 1935 y que, desde 1988, comercializa la marca Nestlé. En 1957 la empresa que las fabricaba acuñó su famosísimo eslogan “Have a break… have a Kit Kat” (traducido aquí como “Tómate un respiro, tómate un Kit Kat”), de manera que, si yo digo que voy a tomarme un kit kat, todos entendemos que voy a darme un respiro. Hasta tal punto tenemos asimilado el mensaje, que cuando Nestlé intentó cambiarlo, había calado tanto que tuvieron que dar marcha atrás y volver al famoso eslogan. Con la mano todavía un poco convaleciente y reservando todas mis energías para la temporada fallera que se avecina (preparaos para los mejores buñuelos de calabaza del mundo y mi primera aventura con los churros) he decidido darme -darnos- un Kit Kat. Pero un Kit Kat gigante, de casi un kilo para ser exactos. Una receta rápida, barata y fácil. La receta no es mía, qué más quisiera yo, la he sacado de un blog que me encanta y que visito cuando busco algo bueno, vistoso y que no me complique demasiado la vida: el blog de PequeRecetas, aunque yo la he cambiado un poquito.

Kit Kat gigante

Ingredientes (para un molde de plum cake de 1litro):

750 gr de chocolate para postres

200 gr de galletas de barquillo rellenas de chocolate

Elaboración:

Fundimos 200 gr. de chocolate y cubrimos con él el fondo del molde. Damos unos golpecitos para que se distribuya bien y se alise la superficie. Dejamos solidificar a temperatura ambiente.

Una vez endurecida esta capa de chocolate, colocamos las galletas.

Fundimos el resto del chocolate y vertemos sobre las galletas. El molde debe quedar totalmente cubierto de chocolate.

Dejamos solidificar a temperatura ambiente, desmoldamos y a comer.

Un consejo: el chocolate, al enfriar y solidificarse, queda un poco duro. Si nos gusta un poco más blandito podemos añadir un poco de nata al fundirlo. Unos 125 grs. en total. Ojo, si le añadimos nata, hemos de ponerla a hervir y verterla hirviendo sobre el chocolate ya fundido y todavía al fuego en el baño maría; si no, se endurecerá y no podremos verterlo.P1060582

Kit Kat: el original y el gigante

 

 

 

Anuncios

2 pensamientos en “Un “Kit Kat” antes del lío de las fallas

  1. Se me ha hecho la boca agua. Madre mía. ¿Y cómo se logra racionar eso? Yo no podría parar de comer, y el respiro se convertiría en unas vacaciones largas, xD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s