El Plumcake, un clásico del “Tea time”


P1060399

Siguiendo con mi ruta por los tipos de bizcocho, he llegado hasta uno de los más clásicos: el plumcake. Literalmente se traduciría como pastel de ciruelas, aunque casi nunca lo veremos relleno del fruto del ciruelo, sino de diferentes frutas confitadas, sobre todo cerezas. El plumcake es un bizcocho de los denominados pesados, que son, en general, masas poco batidas y densas (no todos los bizcochos tienen que ser esponjosos y ligeros).

El plumcake es un habitual del tradicional Té de las 5, que en realidad se sirve a partir de las 3 de la tarde. Comparte mesa con sandwiches, tartaletas de fruta, muffins, bizcochos, tostadas de pan de centeno con mantequilla y confituras y un montón de cosas más.  Parece ser que fue la séptima duquesa de Bedford (a principios del XIX) quien lo puso de moda. Esta señora pasaba hambre desde el mediodía, hora de la comida (que entre los británicos suele ser ligera, por no decir frugal), y la hora de la cena, a eso de las 8 de la tarde, y empezó a pedir que le sirvieran un tentempié a media tarde. Más tarde invitó a sus amigas a unirse a sus meriendas diarias y así, el Afternoon Tea se puso de moda entre la alta sociedad británica. La saludable costumbre de merendar pasó a generalizarse, primero entre la burguesía y luego entre el resto de ciudadanos británicos. 

Lady Anna Maria Stanhope (1788-1861), séptima duquesa de Bedford

Lady Anna Maria Stanhope (1788-1861), séptima duquesa de Bedford

Recetas y rellenos para el plumcake hay muchos, pero yo he escogido el más tradicional por aquello de hacer un guiño a los británicos, que son tan de sus tradiciones.

Ingredientes:

200 gr de mantequilla.

200 gr de azúcar ( a mí me gusta ponerle 1/3 de azúcar moreno, que le da mucho sabor).

240 gr de huevos (4 huevos M).

250 gr de harina.

200 gr de fruta confitada.

1 sobre de levadura química.

Ralladura de naranja o limón (Si se quiere; yo puse de naranja, que ahora hay muchas).

Un pellizquito de sal.

Un tapón de ron (yo puse vodka caramelo, que da un aroma increíble a los bizcochos).

P1060394

Elaboración:

Precalentar el horno a 190º.

Preparar un molde rectangular de 10 x 25, engrasado y enharinado (o con un spray tipo Bake Easy).

Trabajar con la batidora de varillas un poco la mantequilla, sin llegar a esponjarla. Añadir el azúcar, la ralladura de naranja y la sal.

Añadir los huevos uno a uno para que se integren bien. Una vez mezclados, retirar las varillas y añadir a mano el taponcito de licor, la harina tamizada y, por último, las frutas confitadas. Un consejo: para que las frutas no caigan al fondo de la masa, es conveniente enharinarlas antes de incorporarlas a la masa.

Llenar el molde sin que sobrepase las 3/4 partes, colocar algunas frutas encima (estas sin enharinar) y hornear durante 50 minutos a 190º, calor arriba y abajo, sin ventilador.

Vigilad mucho el horno y si el cake se dora demasiado pronto, cubrid con un papel de aluminio hasta el final de la cocción.

Queda casi crujiente por fuera y denso y sabroso por dentro.

P1060393

Queda tan rico que ni el gato puede resistirse

Anuncios

Un pensamiento en “El Plumcake, un clásico del “Tea time”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s